Nuestra historia

La historia de Dalter es la historia del queso en polvo fresco y de un largo proceso de innovación para dar a conocer al mundo la tradición quesera italiana.

Del 1978, un camino de innovación

 

El 26 de febrero de 1978 nace oficialmente Dalter Alimentari de la idea de 4 amigos emprendedores de Emilia –Angelo Ricotti, Ottavio Dall’Argine, Anselmo Terenziani y Carlo Merlini– que reunieron su experiencia en los sectores del envasado y del parmesano (Parmigiano Reggiano según su denominación oficial en italiano). Su objetivo era afrontar un reto: conservar intactas durante varias semanas las propiedades nutricionales del parmesano rallado fresco. Después de más de 3 años de pruebas, degustaciones y controles nace el primer producto, una lata metálica que contiene 1 kg de parmesano rallado fresco, destinada a los restaurantes y los distribuidores de quesos de la zona, que se sorprenden al probar algo que en aquellos tiempos constituía una auténtica revolución. Tras la primera resistencia psicológica al queso ya rallado, el producto se difunde también en los servicios de catering, gastronómicos, fábricas de pasta y en toda la restauración, capaces de valorar un producto de calidad con un servicio garantizado.

Dalter nació con la invención de un producto y ha continuado su desarrollo dedicando tiempo y recursos a la innovación, ocupando un puesto destacado en la tecnología y en la investigación en el sector del queso. Las innovaciones de producto y formato que han marcado el camino de la empresa han sido numerosas.

En 1982 nace la primera tarrina de 5 g de queso rallado, creada gracias a una maquinaria utilizada para las mermeladas monodosis completamente readaptada por el personal técnico Dalter para envasar queso rallado. A día de hoy, estos envases siguen siendo únicos en el mercado. En 1995 surgen las primeras tarrinas redondas destinadas al consumo doméstico y en 1998 debuta un nuevo corte: las láminas de parmesano.

Los años 2000 se caracterizan por innovaciones realmente sorprendentes: los ralladores recargables, que sonos envases stand up de plástico que contienen dos trozos de queso parmesano (Parmigiano Reggiano) de 50 g. El rallador recargable puede lavarse en el lavaplatos. Con el pasar de los años la gama ha sido ampliada incluso diseñando y elaborando productos ad hoc para importantes marcas de la grande distribución, cadenas internacionales de la restauración comercial y para industrias alimentarias multinacionales.

Ya en el 2001 Dalter Alimentari ha obtenido el certificado de calidad según el estándar BRC, demostrando su fuerte inclinación hacia la exportación. A este, despúes de algunos años, se ha añadido también el certificado IFS y el certificado ICEA para las producciones biológicas, las que atestiguan la constante y total atención a la calidad.

Hoy Dalter representa un auténtico grupo que opera en toda Europa y con numerosos contactos en los mercados internacionales. “La misión de DalterFood Group –afirma el presidente Stefano Ricotti– va más allá de un objetivo meramente comercial, queremos ser embajadores de la excelencia italiana en el mundo. La tradición quesera emiliana, junto a la innovación, en la que siempre hemos invertido, confieren a DalterFood Group una identidad fuerte, reconocida y única. Estamos orgullosos de nuestro éxito y queremos seguir en esta dirección.”