Pensando en la evolución de los hábitos de consumo, en 2014, Rigamonti, líder mundial en la producción de bresaola, comienza a desarrollar, para el canal de la GDO extranjera, un producto a base de bresaola con un elevado contenido de servicio. Una referencia muy atractiva y Made in Italy destinada al consumo fuera de casa, ideal para un target de consumidores modernos, con poco tiempo para cocinar y, por tanto, más propensos a consumir platos preparados y, al mismo tiempo, atentos a la calidad de lo que ingieren. Bajo esta premisa se inicia la colaboración entre Dalter Alimentari y Rigamonti, una colaboración que lleva al nacimiento del producto Menù Bresaola, dirigido a los estantes de la Gran Distribución suiza, alemana y francesa. Sobre la base de dicha colaboración, Dalter Alimentari propone a Rigamonti una amplia oferta de sobres monodosis de queso, diversificada por tramo de peso, tamaño, tipología de quesos y cortes. Ideales para introducirlos como ingrediente en los platos de carne y embutidos listos para consumir, los sobres monodosis de la marca Dalter, además de ser prácticos de usar, ofrecen la máxima garantía de higiene y seguridad alimentaria: de hecho, una vez envasado, el queso no se vuelve a manipular hasta su consumo. Tras una serie de ensayos que permiten identificar la mejor solución, la combinación gustativa más indicada con la bresaola, teniendo en cuenta el fuerte carácter italiano que se quiere imprimir en el producto, es la que se hace con el Rey de los Quesos. Por lo tanto, el resultado final es un carpaccio de bresaola, adornado con escamas de queso Parmigiano Reggiano (Parmesano), acompañado de unas gotas de glaseado de Vinagre Balsámico de Módena IGP: un plato frío, sencillo y rápido de preparar, que se puede servir como aperitivo y como segundo plato.